Skip to content

3 septiembre, 2009

¿En qué manos deja la Web de su empresa? 10 Consejos para no equivocarse

 

Seguramente su empresa está dividida o estructurada en diversos departamentos. Puede que disponga de uno dedicado en exclusiva a desarrollar su presencia en Internet, que una persona se encargue de ello o, finalmente, deje en manos de profesionales la gestión y coordinación de su Web empresarial.

En todos y cada uno de los casos, la comunicación necesita estar viva, constantemente actualizada, por un sin fin de motivos que no explicamos ahora pero que puede leer AQUÍ. Ya sea una pequeña, mediana o gran empresa, necesitará de un responsable de realizar la gestión de los diseños / contenidos / mensajes que desea que sus usuarios / clientes, conozcan gracias a la oportunidad que la Red le brinda en los inicios del siglo XXI.

Por ello y para ello, pasamos a contarle las distintas opciones con sus ventajas e inconvenientes de que dispone a la hora de gestionar los contenidos de su página web, desde lo más sencillo hasta soluciones personalizadas o a medida. La tecnología casi todo lo permite, solo hay que saber cuál de las opciones se ajusta más a sus necesidades.

Lo más sencillo. Hágalo usted mismo.

Si dispone de conocimientos suficientes o en su empresa se encuentra algún empleado preparado para ello, puede ir dotando de rutinas de trabajo con respecto a la actualización de su página Web. Ya sea con editores sencillos que hoy día disponen de mucha versatilidad y facilidad de uso, ya sea tocando directamente el código, si la actualización de su página es relativamente pequeña a nivel de carga de trabajo o su negocio no lo requiere, puede hacerlo usted mismo.

Ventajas:

Nadie como usted conoce lo que quiere contarlo y cuándo hay que hacerlo. Si el responsable de hacer la actualización es su empleado (ya no digamos usted mismo) conocerá perfectamente el espíritu de la empresa, el momento de campaña en el que se puedan encontrar, etcétera.

La capacidad de reacción es inmediata, ya que en el mismo momento en que surja un problema o posible modificación, se podrá hacer realizar su correspondiente versión online.

Inconvenientes:

El hágalo usted mismo siempre conlleva una rutina clara y constante que muchas veces no tiene cabida en las empresas de hoy, donde la agenda del día a día se complica y muchas veces, por experiencia, la página web es lo último ha considerar. Es cuando la página se convierte en esa tarea que siempre nos recuerda que queda constantemente aplazada siendo siempre alcanzada por una nueva actualización a realizar.

La voluntad no lo es todo. A no ser que disponga de un profesional dedicado al cien por cien a la página de su empresa, las más de las veces las limitaciones van a aparecer tarde o temprano, reflejando en su web ese desconocimiento en forma más o menos disimulada.

Las posibilidades de la web van a exigir al responsable, o responsables unos conocimientos que solo se adquieren con una correcta formación y tiempo. Valore los gastos que esta formación le va a suponer, y, aun considerándolos como inversión, plantéese otras posibilidades.

En definitiva, a la larga puede que esta solución le haga considerar que resulta más costosa, dado el tiempo que una correcta actualización le va a llevar, a usted o a su responsable, así como de la preparación que las nuevas tecnologías exigen. Obviamente dependerá al fin y al cabo de los objetivos que se ha planteado para su página Web.

Es cuestión de ambiciones. ¿Cuánto lo es usted?

Déjelo en manos de profesionales

Si usted es de los que está convencido de que la Web es una inversión y de las posibilidades que tiene, o sencillamente considera que es tarea de profesionales que saben más que usted y el proyecto se desarrollará en menos tiempo y con mayor eficacia, lo mejor es ponerse en manos de profesionales.

En función de las expectativas o posible retorno de la inversión que le suponga el desarrollo Web de su empresa, ponerse en manos de una empresa con experiencia y profesionalidad puede ser la mejor solución. Es tan sencillo como considerarlo un proveedor como los muchos otros de los que dispone y, seguramente, se plantea mucho menos en cuanto a eficacia y gasto.

Pongamos un ejemplo. Usted tiene subcontratada una empresa que le lleva la comunicación y la publicidad. Considera como inversión necesaria el coste mensual que le supone, además de que ve claro que ellos saben mejor que usted lo que hacer en ese campo. Puede que disponga de una imprenta, o una fábrica de materias primas. Una serie de empresas, en definitiva, que le rodean constantemente y que trabajan para usted. ¿Por qué le cuesta tanto pensar en una que se dedique a su desarrollo Web? Haga cuentas, puede que se lleva sorpresas.

Ventajas

Los profesionales conocen el mercado, llevan años experimentando modelos, opciones, y saben mucho mejor que usted lo que le conviene a la hora de hacer un desarrollo web. Si lo que quiere es estar al día, sin duda ha de ponerse en manos de quien se “pelea” con la actualidad todos los días.

El coste de la solución será un gasto fijo de su empresa, sin sorpresas ni sobresaltos, pudiendo calcular mucho más fácilmente el retorno de la inversión. Los modelos de negocio surgidos en torno a desarrollos web son tan numerosos como posibilidades se le ocurran, tanto a la hora de invertir, como de afrontar los gastos. Ahora usted es el cliente, y por lo tanto es quien ha de exigir por lo que paga, todo lo que ha solicitado.

Los gastos en cuanto a personal dedicado se eliminan. Ya no ha de pensar en formación, ni en los costes asociados al recurso de un responsable o técnico en desarrollos para empresa.

Es imposible que se le ocurra una idea de algo que no domina ni desconoce. El dejar en manos de una empresa especializada implica que se pueda responder con claridad a una estrategia empresarial definida donde esos profesionales van a poner su experiencia donde usted desconoce los detalles importantes.

Inconvenientes

Naturalmente usted no será el único cliente de la empresa en la que confíe. Por eso puede ver retrasados los plazos de reacción con respecto a la primera de las opciones. Por otro lado, una mala previsión del plan de desarrollo puede acabar suponiéndole costes adicionales con los que no contaba.

Una empresa dedicada al desarrollo web no siempre es conocedora del negocio al que usted se dedique, por ello ha de estar en constante contacto con ella, y ha de tener claro lo que quiere y cómo lo quiere. Es importantísimo llegar al término medio donde usted proponga y la empresa le ofrezca posibilidades a su medida.

10 Consejos a la hora de buscar una empresa profesional para desarrollar su Web

1.Utilice el sentido común y elija bien quién ha de hacerlo, emplee todo el tiempo necesario, el desarrollo Web es algo a plantear a medio y largo plazo. No tenga ninguna prisa, por estar antes su página no significa que va a obtener los resultados antes. Las prisas y precipitaciones nunca son buenas consejeras. Al igual que mira con lupa una serie de gastos a los que su empresa se ve sometida, sopese la inversión en su desarrollo web de la misma forma.

2.Ponerse en manos de profesionales no es, en absoluto, dejar la Web de su empresa en manos del amigo que sabe mucho de esto, o de la primera empresa que le visita con un vistoso folleto. No se deje impresionar por la publicidad. Muchas veces solo hay eso, publicidad

3.Investigue y pregunte quiénes son los clientes de la empresa en quien va a depositar la comunicación online de su negocio. Una vez que los conozca vea si tienen o no que ver con su negocio, sector, o modelo de negocio. No deje en manos de un herrero los cristales de la casa.

4.Exija un presupuesto detallado. Como en el resto de inversiones a las que se ve obligado. Este presupuesto ha de indicar punto a punto desde el inicio hasta el final del desarrollo, los costes que va a conllevar. Exija una explicación de los gastos fijos, su razón de ser. No olvide que lo que firme en ese momento es lo que podrá exigir en el futuro.

5.Pida que le detallen las distintas posibilidades, y no se ajuste a una oferta inicial. Muchas veces, una inversión más elevada al principio le va a suponer un ahorro en el futuro. Es como cuando hace la reforma de su casa. No colocar una salida de humos luego puede suponer tirar de nuevo el tabique.

6.Exija en la medida de las posibilidades de su presupuesto más de un proyecto previo y así mantenga las puertas abiertas a modificaciones sin costes superiores. Esto le permitirá conocer distintas posibilidades así como una elección correcta.

7.Por ser uno de los inconvenientes, exija unos plazos determinados para las posibles modificaciones. No olvide que muchas veces su negocio va a necesitar un cambio rápido y puede que brusco. Pregunte a los candidatos por el tiempo de respuesta ante modificaciones inesperadas, así como los costes que va a suponer.

8.No juegue con la ley. Pida que le informen de las medidas que tomarán con su desarrollo para que este sea conforme a las leyes, tanto a la Ley de Internet, como a la Ley de Protección de Datos.

9.Exija un nivel de seguridad igual que el que posee en su negocio “físico”, ¿qué medidas de seguridad poseen? ¿Cuáles son las posibilidades de que mi negocio sea atacado por intrusos? ¿van a gestionar mi correo? ¿Cómo?

10.Sea sensato y no se crea que le van a dar más por menos. Piense en que su presupuesto ha de ser correspondiente con el desarrollo web que desee, lo barato a la larga también sale caro en Internet. Puede que no le compense incorporar una gestión de Base de Datos compleja, porque el dinero de que dispone es insuficiente. No se fie mucho de las ofertas, o descuentos milagrosos, aquí tampoco existen. Le compensará mucho más esperar e implementar nuevas opciones a su web cuando disponga del capital necesario.


]]>

No hay articulos relacionados.

Read more from Sin categoría

Share your thoughts, post a comment.

(required)
(required)

Note: HTML is allowed. Your email address will never be published.

Subscribe to comments